Translate

sábado, 20 de abril de 2013

Las hermanas de Jesus y el Barrio de la Bomba

Primera parte


Hoy quisiera contaros la historia de la Hermanitas de Jesús y la labor que realizaron a mediados del siglo pasado en nuestro barrio. 

Procedentes de Francia llegaron las hermanas Marie-Aline y Jeanne-Sara para conocer la realidad social que se vivía en las calles de Madrid y poder ayudar a los más desfavorecidos. Después de unos meses  regresaron a Francia para transmitir sus vivencias y ya en noviembre de 1952 la Hermanita Marie-Aline vuelve a Madrid con la orden de construir una fraternidad en el Madrileño barrio de la Bomba también conocido como el “Sin permiso”.

Vecinos del barrio de la Bomba


 Por aquel entonces este barrio estaba asentado en lo que hoy conocemos como la autopista de circunvalación madrileña M-30 a la altura de las Ventas del Espíritu Santo, entre la actual zona de ventas y la nacional II. Un barrio formado en su mayoría por emigrantes andaluces y extremeños que aprovechaban la oscuridad de la noche para levantar esas humildes casas que permitían a esta gente tener un techo y así poder labrarse un porvenir en la gran ciudad.


Con la colaboración de los vecinos del barrio, en unos quince días consiguieron levantar la fraternidad y como se decía por aquel entonces: “Una vez con el techo puesto y nosotros dentro, es difícil que no echen.” Realmente hacía falta tan solo una noche pernoctando para que se tuviera derecho a residir en la construcción y que esta no fuera demolida. El 6 de Diciembre de 1952 se terminan colocando las últimas tejas y la puerta, pero cual fue la sorpresa de la hermanas cuando el que era por aquel entonces dueño de los terrenos se percató de la construcción ilegal de un convento. 
Aunque en un principio hubo amenazas al final todo quedó en un susto pues el dueño de los terrenos no querría enfrentarse a una orden religiosa.
Instantanea del barrio hacia 1955
El barrio carecía de todo tipo de servicios como puede ser el agua corriente o la electricidad, para ello empleaban lámparas de carburo o velas para iluminarse, carbón para calentarse y cocinar y agua de una fuente que abastecía a unas 100 familias. Además el suministro no era continuo ya que solo se podía recoger agua por la mañana y por la tarde.


Para contar con la aprobación del párroco del barrio, ya que la construcción era realmente humilde y el barrio no era todo lo seguro que debiera, se determina la celebración de misa de diez todos los domingos; esto también se debía a que la parroquia más próxima, Nuestra Señora de Fátima, estaba situada en la Carretera de Aragón, lo que hoy conocemos como calle de Alcalá y estaba muy distante de la zona.

Fraternidad de las Hermanitas de Jesus
 También se decide instalar un campanario a petición de los vecinos, no solo por estar al tanto de la celebración de la misa sino también por el hecho de que por aquellas épocas eran muy pocos los que podían tener un reloj donde mirar las horas. Así la primera misa se celebra el 24 de Junio de 1953, curioso cuanto menos que coincida con la festividad de San Juan ya que las fiestas del barrio se han celebrado en esa fecha hasta hace poco años.


Hacia 1959 y tras varios años de intenso trabajo para luchar por los más desfavorecidos, las hermanitas ven como se empiezan a despropiar a los primeros vecinos del barrio. Gracias al censo que se hizo años atrás se puedo comprobar que muchos de los vecinos ya residían en el barrio antes de 1955 y con ello tuvieron derecho a vivienda en barrios como Orcasitas o San Blas.

Interior de la Fraternidad
En 1963 cuando desapareció por completo el barrio a las hermanitas les correspondió un piso igual que al resto de vecinos censados pero decidieron cedérselo a una familia numerosa que no cumplían los requisitos para la concesión de vivienda pero que realmente tenían necesidad de un techo. Las hermanitas se desplazaron al madrileño barrio de Palomeras Bajas para seguir con su labor dejando atrás muchos recuerdos en el barrio de la Bomba. Guardan un gran recuerdo de amigos como Diego de la Rosa y Ela, el Doctor Rubio y su familia, Miquette Peyriquet, Madamme Ramade o Lili Álvarez y a otros tantos que con el paso de los años no han sido capaz de retener en su memoria.


Queremos mandar un abrazo muy fuerte a las Hermanitas de Jesús que nos recibieron en su casa con los brazos abierto para contarnos de primera mano su labor en nuestro barrio y especialmente a Margarita Goldie.

Imagenes cedidas por las Hermanitas de Jesus.

Más información:

http://www.carlosdefoucauld.org/HtasJesus/Boletin/4/Madrid.htm

Continua en la segunda parte:

http://barriosanpascual.blogspot.com.es/2013/05/las-hermanas-de-jesus-y-el-barrio-de-la.html